El cuidado del cabello en invierno

El frío, la humedad, el viento y las calefacciones son los principales enemigos del cabello durante el invierno. De la misma forma que la piel reacciona a las oscilaciones de temperatura, el cuero cabelludo y el pelo también lo hacen. La secreción sebácea del cuero cabelludo en invierno no es igual que otras estaciónes del año, por lo tanto, cada tipo de cabello deberá tener una rutina de cuidado adecuada para lucir siempre sano y brillante.

 

 

A continuación, detallamos unos sencillos tips y cuidados para los diferentes tipos de cabello:

CABELLOS CON CASPA

Cuando la temperatura ambiental baja, se acentúa la descamación del cuero cabelludo. Para acabar con la caspa debemos atacar el problema de raíz. La caspa aparece por el hongo Malassezia Furfur, que acelera la renovación natural de las células del cuero cabelludo, provocando diminutas escamas de piel.

El estrés, los tintes agresivos, los peines de mala calidad o los cepillados enérgicos ya que agravan el problema de la caspa.

TE RECOMENDAMOS ESTOS PRODUCTOS

 

CABELLO SECO

El aire frío y la calefacción alta deshidratan y apagan el cabello. Para que no se vea áspero, se puede hidratar más a menudo. Puedes aplicarte acondicionador 2 veces por semana. Si lo habitual es que te apliques la mascarilla capilar 5 minutos, puedes déjala 10 minutos.

Un champú específico para cuero cabelludo seco y sensible es una buena ayuda. Es importante que evites los champús que contengan siliconas, porque crean una película alrededor de cada pelo impidiendo la penetración de los activos nutritivos e hidratantes que incluyen las mascarillas o acondicionadores.

TE RECOMENDAMOS ESTOS PRODUCTOS

CABELLO GRASO

El cabello incrementa la secreción sebácea con las temperaturas bajas, porque los folículos pilosos fabrican más para proteger al cuero cabelludo del frío.

La grasa no desaparece con la ayuda del champú, ya que ésta se rige por impulsos hormonales. Un champú específico para cabello graso consigue un resultado más duradero. Utiliza spray acondicionador sin aclarado y sé muy cuidadosa al aplicarlo. Es decir, hazlo solo en puntas para evitar engrasar más la raíz. Los peinados con ceras y geles de fijación que se pegan al cuero cabelludo, así como cepillar muy amenudo el cabello, estimulan aún más las glándulas sebáceas.

TE RECOMENDAMOS ESTOS PRODUCTOS

x
x